Estampando textil con tampones y tinta serigráfica

Como ya sois algunos a los que os gusta estampar textil sin usar pantalla de serigrafía, os mostramos un ameno y a la par que simpático Tiny Print. Si a alguien le parece que sufrimos de cuquismo o de bricomaniosis, por favor se agradecerá que nos aviséis.
Estampamos metraje de textil con tampones y tinta de serigrafía textil.serigrafía con tampones, tampones para textil,tiny prints
Paso 1. Creación de los tampones
Hemos realizado una serie de tampones montados en molduras, la cuales nos permiten ejercer presión. El material usado es el Blue Carve, este material es elástico, recoge muy bien la tinta, tiene muy buena definición y se lava rápidamente para cambiar de color.
serigrafía con tampones, tampones para textil,tiny prints
Paso 2. Proceso de entintado y estampado
Sobre un mármol, hemos estirado la tinta de serigrafía con un rodillo de grabado
(un cristal haría también su función) hasta conseguir una película muy fina de tinta. El mármol, hace la función de almohadilla o tintero y lo usaremos para entintar nuestros tampones, simplemente recogiendo la tinta que hay sobre el mármol, al poner el tampón encima.
Es mejor no poner demasiada tinta, ya que esta seca bastante rápido, es recomendable limpiar bien el rodillo con agua caliente y jabón una vez terminada la estampa.
serigrafía con tampones, tampones para textil,tiny prints
Fijamos la tela al tablero con spray textil, a fin de evitar arrugas y ya estamos listos para estampar.
Una vez entintado el sello, lo estampamos sobre la tela, ejerciendo la suficiente presión, como para tener una buena bajada de tinta y evitar imágenes poco definidas.
La composición no esta marcada y cada vez que estampamos una figura, esta nos dirá cual es el paso siguiente. De esta forma el estampado va creciendo y cambiando en cada paso.
serigrafía con tampones, tampones para textil,tiny prints
Paso 3. La estampación
Una vez terminado de estampar el tejido, deberemos plancharlo por las dos caras, para fijar los colores al tejido y hacerlos permanentes. El resultado será igual de duradero como si lo hubiéramos hecho con serigrafía.