Los rotuladores Posca son sutiles

guaGIF_SERI+BLOCK

Copyright © 2017 Vostok Printing Shop, All rights reserved.

LOS ROTULADORES POSCA SON SUTILES

Esta vez los POSCA son la nueva adquisición para realizar fotolitos manuales (aclamados por todos vosotros), de larga tradición en el mundo de la  serigrafía, los POSCA, sin duda son los rotuladores más versátiles para hacer tus negativos. Trazos frescos, ágiles, sutiles, bellos y sensibles, como la mano de nuestro querido Alexis de la Vostok, sutil y bella.

Los rotuladores Posca ofrecen la ventaja de trabajar varias técnicas gráficas, entre ellas el grattage a modo de falso grabado, pincel seco, incluso se puede acuarelar un poco antes de que seque en la transparencia. La gran variedad de estilos nos permite tener varios registros gráficos en la misma imagen.
La tinta Posca queda fijada en el fotolito una vez seca, aunque si queréis que vuestro fotolito no se dañe, es muy recomendable protegerlo con un papel tipo Manila  por encima para que no se ralle ya que la consistencia de la tinta es tipo gouache y con el tiempo puede craquelar.

Ahora que Carlos de la Vostok no mira, vamos a hacer un poco el guarrete, ya que nos proponemos realizar un pequeño tiraje de serigrafía usando tintas de grabado base agua, sí, habéis leído correctamente y no sois víctimas de una insolación, serigrafía con tintas de grabado en base agua, vaya que emoción! 
 


Así que decidimos hacer una prueba con los nuevos rotuladores Posca para la realización de los fotolitos manuales, con el rotulador fino y el pincel de POSCA dando unas texturas sutiles de pincel seco y trazos de pincel para una tinta y técnica de estarcido y grattage para los otros colores.
 
No queremos complicarnos la estampa y vamos directos a ver el resultado (estamos muy emocionados!), así que, una vez tenemos la pantalla lista para estampar los tres colores, si tenéis duda del proceso seguir el tutorial de emulsionado, preparamos todos los materiales que tenemos en ese momento. 
 
Tintas de grabado en base agua, celo y una rasqueta, sin miedo, hacemos un registro, aplicamos la tinta de grabado como hacemos habitualmente las tintas de serigrafía y seguimos el mismo proceso de estampación, cargamos y estampamos. 
El primer resultado será increíble, las tintas son más mates, transparentes y la impresión tiene la apariencia de una estampa litográfica (estamos hablando de hacer una mini edición). 

Porqué no variar un poco y si no tenemos tinta de serigrafía jugamos con la tinta de grabado? 

Pues en la Vostok lo hemos probando y nos ha gustado.