Estampando una punta seca


Hemos realizado pruebas y un severo “testing” al tórculo de sobremesa ABIG y hemos quedado sorprendidos con los resultados!!; muy fácil de graduar, muy manejable y a la vez robusto y preciso.
Para testar la calidad de impresión y precisión de la prensa hemos decidido ponerla a prueba estampando una “punta seca” realizada sobre una plancha de cobre. Este tipo de matriz y técnica de calcografía exige uniformidad en la presión y, como todas las técnicas de huecograbado, se necesita bastante presión para que el papel recoja con todo detalle la tinta de los surcos e incisiones que tiene la plancha.

Trabajando la plancha de cobre
Hemos trabajado una plancha de cobre  de 2mm de grosor con una punta de acero ABIG, especial para este tipo de trabajos. Cada una de las líneas, texturas y endiduras que la punta realiza en el metal es donde se recogerá la tinta.

El registro
Una vez trabajada la plancha realizamos un registro sobre un acetato o astralón indicado para este tipo de usos. El astralón de montaje cumple una doble función: facilita la situación de la imagen dentro del papel y mantiene limpia la platina del tórculo
Es importante tener los cantos de las planchas pulidos y biselados para, entre otras cosas, evitar que los cantos vivos del metal puedan dañar los fieltros y el rodillo superior de la prensa.

Ajuste de presión
Antes de proceder a entintar la plancha debemos ajustar la presión para asegurarnos de que es la adecuada para el tipo de matriz que estamos usando. Girando los volantes superiores del tórculo ajustamos cómodamente la presión, subiendo o bajando el rodillo superior. Para ajustar bien la presión pasamos la plancha con un pequeño trozo del papel que vamos a usar en la estampación. En este caso, la huella de la plancha en el papel nos indicará aproximadamente la presión. Al accionar las aspas y hacer pasar la plancha y el papel debemos notar una presión moderada. La prensa ABIG no dispone de reductora para facilitar el manejo de las aspas pero debido a sus dimensiones os aseguramos que esto no es necesario, no ofrece dificultad ninguna.

Entintado
Entintamos la plancha con tinta Negro C Luxe Aquawash de la marca Charbonelle. Esta tinta, por su viscosidad, está especialmente la indicada para la técnica y además es soluble en agua. Como sólo nos interesan el rastro de las líneas e incisiones, hemos retirado la tinta superficial cuidadosamente con una gasa o tarlatana.

Estampado
Colocamos la plancha lista para estampar sobre la platina del tórculo y, encima, un papel de grabado adecuadamente humedecido y guiándonos por las marcas de registro realizadas sobre el astralón. Bajamos el fieltro sobre el papel, hacemos pasar la platina de un lado al otro mediante las aspas y ya podemos retirar estampa!!
Sin duda, el tórculo ABIG, dentro de las dimensiones de que tiene, es una máquina de alta calidad  y que responde muy bien a las exigencias de los trabajos más finos.