Recuperado en serigrafía

bodegon-recuperador-webCopyright © 2014 Vostok Printing Shop, All rights reserved

El recuperado de emulsiones fotosensibles de serigrafía es uno de los pasos más importantes y necesarios para economizar todo nuestro trabajo.
Los recuperadores para serigrafía son productos químicos que contienen componentes decapantes (en algunos casos, derivados de cloros) que remueven la emulsión de nuestra pantalla.
Realizar un recuperado adecuadamente es crucial para que podamos reutilizar nuestra pantalla una y otra vez. Si cuidamos una pantalla, podemos reutilizarla durante numerosas ocasiones.

mont1-web

Paso 1: Realizar la mezcla del líquido decapante.
Para recuperar fotoemulsiones de serigrafía de forma manual, lo más usual es utilizar recuperadores concentrados que deben mezclarse proporcionalmente con agua. Básicamente los podemos encontrar en dos formatos: en polvo o en líquido. Es aconsejable mezclar cada uno de ellos en las proporciones que aconseja el fabricante.
Estos productos suelen contener productos corrosivos y es necesario utilizar precauciones en todo momento durante su manipulación.
En una garrafa adecuada, añadimos el agua de la mezcla final que queremos conseguir y añadimos el producto. Una vez añadido hay que removerlo hasta conseguir una buena mezcla. En este paso, lógicamente, los recuperadores líquidos son más fáciles de mezclar que no los que son en formato polvo.

Consejo: Las emulsiones suelen agarrase con más fuerza si se han sobreexpuesto después de revelarse o si hace tiempo que están hechas. En esos caso necesitaremos de recuperados un poco más fuertes. Los fabricantes recomiendan una mezcla estándar pero pueden hacerse diluciones un poco más concentradas. Por ejemplo una solución aconsejada para 10 litros podría hacerse para 7-8 litros.

Paso 2: Traspasar el recuperador a un aplicador.
Para facilitar la aplicación del líquido recuperador recomendamos rellenar un pulverizador de líquidos. El pulverizador nos ayuda a aplicar el líquido por toda la superficie de la pantalla, evitando derrames y economizando al máximo el producto.

Consejo: Si el recuperador hace tiempo que no se usa, es necesario remover el envase antes aplicarlo ya que en algunos casos cristaliza y puede generar poso en el fondo del envase. Esto sucede sobretodo con recuperadores en polvo.

mont3-webPaso 3: Aplicar el recuperador.
Rociamos el líquido recuperador por toda la pantalla. Es muy importante hacerlo por las dos caras y por toda la superficie de la pantalla.
Una vez aplicado con el pulverizador, es necesario extender bien el recuperador por ambas caras de la pantalla, haciendo que el recuperador penetre y actúe. Un cepillo especial de recuperado es la herramienta ideal: no araña el hilo de las pantallas, reparte el recuperador y ayuda a que penetre y actúe de forma más efectiva.

Consejo: de no disponer de un cepillo especial, podría extenderse el recuperador con una esponja que no tenga la superficie suficientemente rugosa. Hay que asegurarse de que no va a dañar el hilo y que a su vez va a resistir a la química del recuperador que estemos usando.

mont2-web

Paso 4: Dejar actuar… el kit de la cuestión
El tiempo y la paciencia son el punto clave en el recuperado manual de una pantalla de serigrafía. Todos los recuperadores necesitan un tiempo de acción sobre la emulsión; hay que respetar estos tiempos. En algunos casos hay gruesos de emulsión que cuestan más de recuperar; en este caso hay que seguir frotando y esperando que el líquido actúe y deshaga por completo todos los restos de emulsión. Podemos aplicar varias veces recuperador por las dos caras de la pantalla pero nunca aplicar agua hasta que no hayamos deshecho toda la emulsión.

Consejo: No hay que dejar que el recuperador se seque nunca en la pantalla, puede ser contraproducente. Si la pantalla no se recupera, hay que aplicar más recuperador, fregar y ser paciente, esperando que haga su labor pero nunca aplicar y dejar que seque.

mont4-webPaso 5: Aclarar
Una vez nos hemos asegurado de que la imagen se ha deshecho por completo.
Sólo entonces será cuando debamos aplicar agua a presión.
Si hemos hecho bien todo el proceso y en condiciones normales, la emulsión se deshará sin problemas con agua a presión similar al de una ducha doméstica o una pistola de agua de jardinería.
En algunos casos muy concretos, la emulsión puede costar de recuperar. En estos casos se hace necesario el uso de hidrolimpiadora dotada con pistola de alta presión de agua. Suele suceder sobretodo en pantalla sobreexpuestas o emulsiones endurecidas, en pantallas que han quedado con restos de tinta en la superficie e impiden que el recuperador actúe con normalidad. Hay químicos más fuertes que nos pueden ayudar a un mejor recuperado.

Consejo: Es muy importante NO aclarar antes de que hayamos visto que toda la emulsión se haya deshecho. Los recuperadores son líquidos pensados normalmente para que actúen bien sobre todo tipo de fotoemulsiones serigráficas (exceptuando películas indirectas) pero si aplicamos agua en mitad del proceso perderán acción y no serán eficientes. La presión y caudal de agua para la limpieza también puede ser determinante.

Problemas Frecuentes relacionados con el recuperado:
1.- El recuperador parece que no deshace absolutamente ninguna zona de emulsión:
-Podría ser falta de tiempo de acción del recuperador.
-La pantalla ha podido quedar extremadamente expuesta de tiempo y/o calor y seguramente sea muy difícil de recuperar.
-La emulsión se ha endurecido con algún tipo de catalizador pensando en no recuperarla con recuperadores convencionales.
2.- El recuperador parece que no deshace algunas zonas de emulsión:
– Podrían haber quedado restos de tinta que están impidiendo el paso del recuperador y, por lo tanto, su acción.
-Podría tratarse de falta de tiempo de acción del recuperador.