Usando el fotopolímero para realizar un sello

sello, segell, fotopolímero, archival ink, pruebas de sellos, sello de fotopolímero
Ponemos a prueba el material de fotopolímero para realizar un sello para estampar sobre papel, cartón y materiales porosos. El fotopolímero es un material de aspecto “gomoso” que reacciona al contacto con la luz de espectro ultravioleta y que, en este caso, se revela con agua. Sus posibilidades y maneras de procesar son diversas. Aquí os mostramos una de las posibles aplicaciones del material.
sello, fotolito, fotolit, segell, tampó, tampón
Un fotolito para un sello

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, la calidad del fotolito repercute directamente sobre la calidad de la matriz en todas aquellas técnicas que requieran de procesos fotomecánicos. Necesitamos que el fotolito sea lo más opaco posible para que no filtre luz en zonas no deseadas.
fotopolímero, fotolito, fotolit, fotpolímer, sello, tampón, segell, tampó
Insolado de la plancha

Recortamos un pedazo de fotopolímero ligeramente mayor al tamaño de la imagen que deseamos realizar. Descubriremos cual es la cara que debemos usar del fotopolímero porque está protegida por un pequeño plástico. Justo antes de insolar la plancha es necesario retirar este plástico protector.  Es importante poner dicha cara en contacto directo con la cara impresa o dibujada del fotolito.
Para aumentar este contacto de la imagen con la plancha y evitar fugas de luz las máquinas profesionales que procesan estas planchas realizan un vacío.
vacío, sello, máquina de fotopolímero, vacío en máquina de fotopolímero, insolado de plancha
Para conseguir una buena reproducción del sello o del fotograbado la clave está en conseguir un fotolito adecuado, un buen contacto del fotolito con la plancha y alcanzar buena luz.
Revelado y curado del polímero de la plancha

El sello, una vez expuesto a la luz, ya sea mediante fluorescente, luz alógena o luz solar debemos sumergirlo en agua tibia haciendo saltar los restos del polímero con un cepillo suave o similar. Este proceso se conoce como revelado del fotopolímero. El tiempo de exposición varía dependiendo de la máquina o proceso realizado. Será necesario realizar una pruebas de tiempos de exposición.
Recordamos que sólo una buena distancia y potencia de luz asegura una excelente reproducción de la imagen. Una vez revelado el sello, lo secamos durante unos 20 minutos con calor moderado. Después volveremos a exponer la plancha a la luz durante por lo menos el mismo tiempo que habíamos realizado en la insolación. Este paso acaba de cerrar el proceso del sello.

Sello, Sello de fotopolímero, moldura de madera, tinta archival, almohadilla
Montamos y estampamos el sello
Una vez revelado y post-insolado, nuestro sello ya está listo para ser montado y ser estampado tantas veces como sea necesario. 
Escogemos un color de las almohadillas Archival Ranger Ink y ya estamos dispuestos a hacer tantos sellos como deseemos. En este caso, y aprovechando la resistencia a la humedad de las tintas Archival, se utilizará el sello para la estampación de unas etiquetas de cerveza. Si quisiéramos de color tan sólo tenemos que estamparlo hasta que deje de repintar, descargando el color al máximo. Hemos de tener en cuenta de que el fotopolímero se revela con agua y un contacto excesivo con la misma podría acabar deteriorando el sello.

Para la realización de este sello en fotopolímero hemos utilizado:
Fotolito de impresión profesional Vostok (pluma)
Fotopolímero de 25 º shores de dureza y 1,70 mm de grosor en base poliéster.
Tintas archival